Cómo saber si estoy enamorada

Cómo saber si estás enamorada

Conoces los sentimientos que tienes cuando te enamoras de alguien nuevo: las mariposas en el estómago, el deseo constante de querer chatear o enviar mensajes de texto y la repentina necesidad de comprar ropa completamente nueva solo para impresionarle, a pesar de que tu bolsillo no esté totalmente de acuerdo contigo.

Cuando comienzas a enamorarte de alguien, los sentimientos pueden volverse realmente intensos y hay una sensación de emoción que es difícil de describir con palabras. Cuando empiezas a enamorarte de alguien, los síntomas pueden ser similares. Eso es lo que hace que sea tan difícil distinguir entre el amor y el gusto, o incluso el enamoramiento. Pero hay algunas señales realmente claras que te permitirán saber que no solo estás pasando por una fase de tu vida sino que tal vez podrías estar enamorada. Estas son todas las señales de que te estás enamorando:

1. Estás contenta y un poco nerviosa

Cuando estás enamorada, eres realmente una persona más feliz. Es como si estuvieras en un éxtasis natural. La idea de pasar tiempo con tu pareja realmente te emociona y solo mirar las docenas de selfies de los dos juntos en tu teléfono es suficiente para poner una sonrisa cursi en tu rostro. Pero estar enamorado también te pone un poco nerviosa. Estás ansiosa por lo que depara el futuro, incluso si no estás exactamente segura de lo que es. Solo sabes que quieres que tu relación dure. Muchas personas comparan el amor con algo que no podrían perder o dejar pasar, pero la incertidumbre de su resultado desconocido es emocionante.

2. Todo es nuevo y emocionante

Cuando estás enamorada, te hace ilusión hacer cosas que ya has hecho un millón de veces antes, sólo que es con tu pareja esta vez. Es el primero en que piensas cuando ves una película romántica o cuando planeas hacer un viaje rápido al lugar de comida rápida más cercano. Incluso estarías dispuesta a pasar dos horas viendo un partido de fútbol aunque no te guste. Cuando estás enamorada, la base de tu percepción cambia.

3. Todo es llevadero

Estar con tu pareja no es un trabajo duro. No tienes que luchar para encontrar tiempo para pasar con él porque literalmente quieres hacerlo. Incluso las discusiones no son tan intensas como con otras personas sobre un mismo tema. Si bien todas las parejas discuten, cuando ambos están enamorados, su prioridad es su relación, no su orgullo. No te preocupa ser la primera persona en ceder o perder la discusión porque no puedes imaginar tu vida sin esta persona. Incluso un día sin ellos realmente se siente como una eternidad.

4. Esa persona está en tu mente todo el tiempo

Cuando estás enamorada, tu pareja siempre está en tu cabeza. Puedes pensar repentinamente en llamarle porque no habéis hablado desde hace unas horas o vas a una tienda de ropa con la intención de comprar algo para ti y luego terminas comprando algo para tu pareja también. Cuando te gusta alguien, puedes ignorarlo y pensar en otras cosas a medida que avanzas en tu día. Cuando estás enamorada, esta persona siempre está en tu mente, pero no es abrumador. Cuando amas a alguien, eres impactada física, mental y emocionalmente teóricamente en todo momento. Es una realidad tranquila y segura que siempre anhelarás.

5. Te pones un poco celosa

Un poco de celos es natural. Es comprensible porque deseas que tu pareja sea exclusiva para ti. Los celos se vuelven peligrosos cuando comienzas a obsesionarte con lo que hace tu pareja, tanto que haces cosas como mirar su teléfono sin que él lo sepa. Hacer todo lo posible para averiguar qué está haciendo tu pareja es un comportamiento tóxico y podría indicar que no tienes una relación saludable.

6. Te vuelves más cariñosa con él

Cuando estás enamorada, obviamente te sientes atraída por tu pareja, por lo que es natural que quieras estar con ella. Ya sea simplemente cogidos de la mano o convirtiendo un abrazo en una intensa sesión de besos, quieres ser cariñosa con tu media naranja.

7. Quieres acercale a tu familia y amigos

Cuando realmente estás en una relación, quieres llevar a tu pareja a todos los aspectos de tu vida. Deseas presentarles a tu familia y amigos con la esperanza de que realmente les gusten porque te dolería si no lo hicieran. Si presentas a tu pareja a tu familia y amigos, generalmente es porque realmente quieres que tu relación dure.

8. Empiezas a sentir empatía hacia tu pareja

Cuando estás enamorada, comienzas a verle como una extensión de ti misma, por lo que cuando están heridos, nerviosos o realmente emocionados por algo, entonces experimentas los mismos sentimientos que ellos. Sentir empatía hacia tu pareja también te hace querer hacer pequeños sacrificios por ellos, como levantarte e ir a la tienda a por un poco de sopa y medicamentos cuando estás realmente cómoda y no quieres levantarte. Cosas pequeñas como esa realmente no te molestan por la persona que amas.

9. Te estás convirtiendo en una mejor persona

Sabes que estás enamorada cuando estar con tu segunda mitad te hace querer mejorar de alguna manera, ya sea estableciendo nuevas metas o teniendo una actitud más positiva. Tu pareja debería empujarte a mejorar, pero no de una manera que sea consistentemente negativa. Si un compañero no te está edificando, entonces debes considerar buscar amor en otro lado. Cuando realmente estás enamorada de alguien, quieres que tu pareja tenga tanto éxito como tú porque quieres crear un futuro estable para los dos.

10. Empiezas a planificar para el futuro

Cuando realmente quieres a alguien, sabes que no tienes planes para dejarle ir pronto, si es que lo haces. Entonces, comienzas a incluirle en todos tus planes futuros, ya sea que te vayas de vacaciones o descubras dónde quieres vivir cuando seas mayor. Empiezas a pensar en tu pareja cuando tomas decisiones importantes porque quieres que esté ahí para todo. Cuando estás enamorada, tu compañero o compañera se convierte en tu permanente «+1».

Cuando estás enamorada, comienzas a ver.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*