Cómo sé si es oro

Oro real de 24 quilates

Hacer la prueba de oro: cómo saber si es oro o no

Durante el tiempo que ha existido el oro, siempre ha habido quienes han tratado de fabricarlo por sí mismos a través de la falsificación. Para evitar el riesgo de gastar tu dinero en algo que no es real, te recomendamos que compres siempre tus lingotes de oro y plata en un distribuidor acreditado. cuyos materiales y monedas se verifiquen minuciosamente por su peso, metal y autenticidad, y que puedan garantizarlcalidad y fiabilidad.

Sin embargo, el lingote de oro falsificado existe y es posible que en algún momento te lo encuentres. Saber cómo probar la autenticidad del oro podría ahorrarte muchas molestias y, lo más importante, dinero. Afortunadamente, debido a las propiedades únicas del oro, las falsificaciones e imitaciones precisas son increíblemente difíciles de hacer y hay algunas pruebas fáciles que puedes hacer en casa para saber si tu oro es real o es una baratija.

Comprueba el tamaño y peso del oro

Esta prueba se aplica principalmente a las monedas de oro y simplemente implica verificar el tamaño y el peso de tu moneda.
Las monedas y lingotes están hechos con un conjunto de especificaciones, lo que brinda un punto de referencia para probar la autenticidad de
tu oro.

El oro es uno de los metales más densos del planeta, con propiedades físicas increíblemente difíciles de replicar.

Esto significa que cualquier metal utilizado para copiar una moneda de oro probablemente será mucho menos compacto. Es fácil imitar la apariencia pero muy difícil imitar un peso exacto a la vez.
El lingote debe ser más ancho y / o más grueso para que coincida con el peso de uno real. Del mismo modo, un oro falso britannia
con el mismo grosor y diámetro que uno real sería notablemente más ligero.

Conociendo el peso especificado, el diámetro y el grosor de tus monedas de oro te permitirán identificar fácilmente una falsificación.

Prueba de imán y el oro

Esta es otra prueba muy fácil que puedes realizar en casa con el mínimo equipo necesario. A diferencia de la mayoría de los metales, el oro no es magnético y una moneda o joya de oro real no será atraída por un imán. Puedes probar esto en casa con cualquier imán razonablemente fuerte.

Intenta coger tu pieza de oro con un imán. Si puedes, sabes que no está hecha de oro, o al menos que contiene variantes y aleaciones de otros metales. Sin embargo, se debe tener cuidado con este método, ya que el oro no es el único metal no magnético y una moneda falsa podría pasar esta prueba. Te recomendamos que utilices la prueba de imán junto con una o varias de las otras pruebas mencionadas en este artículo para asegurarte.

Cómo suena el oro – test de sonido

La prueba del «ping», como se conoce comúnmente, nos permite saber si una moneda está hecha de oro real o falso al escuchar el sonido que produce cuando se golpea. Los metales preciosos emitirán un sonido de timbre largo y agudo cuando se les dé un golpe seco en oposición a los metales básicos, cuyos sonidos respectivos serán más opacos y mucho más cortos. Pon tu pedazo de metal en el extremo de tu dedo y haz «clinc» con otro metal, lo que debería hacer un sonido de timbre, y la diferencia entre una moneda hecha de oro puro y una hecha de un metal no precioso debería ser obvia.

La prueba de la cerámica y el oro

Arrastrar tu oro sobre una placa de cerámica es otra forma rápida y sencilla de comprobar de qué pasta está hecho. Simplemente desliza tu oro sobre una placa de cerámica sin esmaltar, aplicando una ligera presión. Si puedes ver una marca de oro en la cerámica una vez que haya hecho esto, entonces el oro es real. Sin embargo, si la marca es negra, entonces es falsa.

La prueba de ácido nítrico y el oro

La menos sencilla de estas pruebas, en parte porque corres el riesgo de dañar permanentemente tu objeto valioso al hacerlo, a menos que, por supuesto, sea oro puro. La idea principal detrás de esta prueba es que el oro es resistente a la oxidación y la corrosión, por lo que el oro puro no se verá afectado por el ácido.

Hay diferentes concentraciones de ácido disponibles para probar diferentes quilates, por lo que el oro que no reacciona al ácido es al menos tan puro como el índice de quilates sugerido, si no más. Por el contrario, si aplicas ácido marcado para oro de 22 quilates a su lingote de 24 quilates, sabrás que tu oro es, en el mejor de los casos, oro de 22 quilates, y tal vez no oro en absoluto.

Hay muchas otras formas de saber si oro parece, plata no es. En el caso de las joyas, notarás que el oro falso deja una marca en tu piel cuanto más tiempo lo uses. Morder oro es un viejo favorito: la suavidad del oro de 24 quilates significa que tus dientes dejarían pequeñas marcas. Por supuesto, este no es el método más seguro o más preciso y ciertamente no lo recomendaríamos para conservar tu objeto dorado, tu preciossssooo.

Compara el oro con otros metales preciosos

Esto es hacer un poco la cuenta de la vieja. Analizar varios metales para ir descartando. Una pequeña muestra de cada uno bastaría. En este artículo se explica en detalle cómo es cada metal precioso.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*