Cómo sé si tengo mal de ojo

Cómo saber si tienes mal de ojo

Una maldición es un hechizo que ha sido mágicamente dirigido hacia ti con malas intenciones.

Ya sea intencional o no, los males de ojo ocurren cuando alguien canaliza energía negativa hacia su persona, y luego se manifiesta en su vida de manera terrible.

Los efectos en ti pueden variar desde la desgracia en tu carrera o vida amorosa, hasta el daño físico real. ¡Algunas maldiciones incluso duran más allá de la muerte, de modo que te persigue tu alma o a tu próxima reencarnación!

No hace falta decir que ser maldecido es algo que quieres evitar. Sin embargo, hay momentos en los que, sin darte cuenta, puedes recibir la ira de la maldición de otra persona en forma de mal de ojo.

Cuando esto sucede, es importante reconocer que has sido víctima de una maldición, para que puedas buscar la ayuda de alguien experto y liberarte del maleficio.

  • Aquí hay 10 señales reveladoras de un mal de ojo

Objetos y símbolos extraños en tu hogar

Si eres blanco de alguna malevolencia, el que ejecuta la maldición generalmente tiene que establecer alguna forma de contacto para que la maldición sea efectiva. A menudo, la bruja dejará un artefacto, talismán escondido en tu espacio vital para marcarte a ti y a tu territorio.

Cuando tus árboles o plantas de interior comiencen a enfermar, esto podría ser una señal de que has sido maldecido. Las plantas se ven fácilmente afectadas por la energía negativa porque no tienen forma de protegerse o limpiarse. Además, algunas meigas esconden objetos mágicos en el suelo para evitar los ojos cautelosos de sus objetivos.

Deshazte de los objetos y símbolos espeluznantes que lleguen a tu casa.

Algunas de tus pertenencias personales han desaparecido

Todas tus pertenencias personales llevan parte de tu energía sobre ellas, por lo que si alguien quiere lanzarte un mal de ojo, puede usar estos objetos como un enlace hacia hacia ti.

Las fotografías son un enlace particularmente poderoso, especialmente las impresas de carretes fotográficos, así que permanece atento a los álbumes o imágenes que faltan en tu casa o tu cartera.

Los objetos que están particularmente cerca de ti, como la ropa, especialmente la interior, o las joyas que usas todos los días, también se utilizan a menudo en los rituales.

Un charco de líquido cerca de tu espacio vital

Una de las herramientas que se usan a menudo en las maldiciones son las pociones. Aunque las pociones generalmente son bebidas por los objetivos, a veces también se vierten alrededor de su espacio vital.

Es posible que desees estar atento a los líquidos extraños que se han derramado cerca de tu hogar, especialmente en la puerta. Cristales rotos y clavos de hierro también pueden acompañar a estos fluidos.

Si no reconoces los líquidos y sospechas que pueden ser dañinos, puede ser una buena idea buscar la ayuda de un psíquico profesional que te ayude a deshacerte de ellos.

Dolor físico repentino e inexplicable

Cuando eres el blanco de una maldición, el asalto repentino de energía negativa a menudo se registrará como dolor en tu cuerpo a medida que la maldición golpea tu campo de energía.

Este dolor es un buen indicador de que está sucediendo algo sobrenatural, especialmente si es el tipo de dolor que nunca antes has sentido.

Siempre se recomienda obtener primero una opinión médica de un médico o profesional médico, y luego, una vez que descarte cualquier razón médica para su dolor, puede buscar ayuda de expertos psíquicos para ayudarlo con la maldición.

Notas cambios en tu apariencia física

Los hechizos destinados a hacerte daño también pueden afectar negativamente tu aspecto física. Después de todo, los maleficios y los males de ojo hacen uso de la energía oscura, que puede desgastar la energía positiva que te mantiene brillante y vibrante.

Si está maldito, notarás que se te ve fatigado y atormentado, con ojos hundidos, ojeras, cabello lacio y piel pálida. Los cambios inexplicables en tu peso, estado de ánimo y patrones de sueño también están asociados con las maldiciones.

Tienes pesadillas de estar maldito

Aunque es posible que no seas consciente de la maldición en tus momentos de vigilia, tu subconsciente percibirá la energía oscura que te fue enviada y te advertirá a través de tus sueños. Si eres especialmente intuitivo o sensible, hay una mayor probabilidad de que recibas advertencias a través de los sueños.

A menudo, estos sueños o pesadillas incluyen a una persona que te está hechizando.

A veces, estos sueños aparecen como una pista importante, como cuando conoces a la persona específica que estuvo en tu sueño. Cuando esto sucede, trata de disculparte por una ofensa y haz las cosas bien con la persona que te maldijo.

Es posible que una disculpa sea lo único que él o ella quiere de ti antes de liberarte de tu maldición.

Comportamiento extraño de los animales que te rodean

Cuando eres el objetivo de una maldición, las entidades oscuras tienden a acechar alrededor de tu campo de energía, ya que se sienten atraídas por la energía oscura de la maldición.

Los animales son muy, muy intuitivos para los espíritus y la energía, por lo que muchos de ellos podrán detectar estas entidades extrañas e inhumanas.

Ten cuidado con la conducta rara o errática de tus mascotas, que generalmente consiste en perros que ladran en el espacio vacío, o gatos jugando o peleando con alguien que realmente no está allí. Los perros y gatos defensivos o temerosos también son signos de advertencia.

Otros animales se sentirán atraídos por la extraña energía de la maldición, incluso si no están cerca de ti. Las grandes colonias de hormigas a menudo aparecen en lugares que no suelen frecuentar, así como las aves y los cuervos comienzan a rodear tu casa de repente.

Presagios oscuros que aparecen regularmente

Otra cosa importante a tener en cuenta son los malos augurios. Algunos presagios, que insinúan la presencia de magia, incluyen mariposas azules, búhos y cuervos.

Para ser claros, la magia puede ser buena o mala con estos presagios, por lo que es posible que tengas que estar atento a otros signos de maldición.

Otros augurios son más oscuros y más siniestros, como ver una yema de huevo oscura, que habla específicamente de magia negra. Los ruidos de los escarabajos vigilantes de la muerte también son premonitorios, ya que generalmente se escuchan alrededor de personas muertas o moribundas.

Lon orbes fantasmales que siguen objetivos también son un indicador de maldiciones, magia oscura o incluso la figura de la muerte acechando.

Tus amuletos protectores se rompen

Cuando notas que algunos de tus cristales y amuletos protectores están rotos o deteriorados, significa que estas piedras han recibido un impacto de una fuerte fuerza de energía negativa. En este punto, ya no pueden protegerte de una maldición o maleficio.

Cualquier fuerza que sea lo suficientemente poderosa como para fracturar un cristal es algo de lo que se debe tener cuidado, así que cuando esto suceda, obtén un nuevo amuleto para ofrecerte mayor protección.

Mala suerte que no se puede explicar

Finalmente, echa un vistazo más de cerca a tu vida y determina si la mala fortuna que has estado experimentando últimamente puede explicarse lógicamente o no.

¿Eres responsable de la repentina ola de discusiones entre tú y tu pareja? ¿Hay una buena razón para que tu jefe te despida después de cinco buenos años de trabajar juntos? ¿Te resulta extraño que te estén sucediendo cosas malas en tu relación, carrera y salud, todo al mismo tiempo?

Es importante reconocer cualquier error que hayas cometido, pero si puedes decir honestamente que tus problemas se están acumulando sin que sean culpa tuya, podría haber una fuerza más siniestra detrás.

Conocer y reconocer que eres víctima de un mal de ojo es el primer paso para liberarte de ello, por lo que siempre es mejor asegurarte de prestar mucha atención a las cosas que te rodean.

Qué hacer si estás maldito

Si estás maldito, lo más probable es que sea una magia de bajo nivel practicada por un aficionado. Los profesionales generalmente están ocupados con cosas más importantes. Sin embargo, los aficionados pueden tener una gran cantidad de energía bruta incluso cuando les falta técnica, y sus maldiciones pueden ser muy peligrosas.

Hay un par de formas de lidiar con un mal de ojo:

  • El primero es convertirse en un iniciado en alguna tradición de magia y aprender a protegerse. Esto no es para todos (no importa lo que digan algunos de los libros, no todos son aptos para la magia) y es extremadamente lento, difícil y conlleva sus propios peligros.
  • La segunda forma es usar un hechizo simple que cualquiera puede hacer sin un entrenamiento real. No necesitas practicar, pero sí debes seguir todas las instrucciones con cuidado y conciencia.

Hechizo simple para romper maldiciones

Artículos necesarios:

  • El objetivo (el elemento, la persona o el lugar que ha sido maldecido)
  • Una tina de agua lo suficientemente grande como para sumergir y lavar el objetivo (o suficiente agua para lavar el área si una ubicación fue maldecida)
  • Suficiente sal marina, por lo que la relación agua / sal es de aproximadamente 100: 1. Si llenas la bañera con aproximadamente 100 tazas de agua, entonces una taza de sal debería ser suficiente. Si solo necesita una taza de agua para sumergir un objeto pequeño, entonces servirán dos cucharaditas de sal. En caso de duda, es mejor usar más sal que muy poca.

Los mejores momentos para realizar este ritual: durante una luna nueva, un jueves, al mediodía o a la medianoche, al amanecer o al anochecer (o en cualquier momento asociado con las transiciones).

  • Llena la bañera con agua. La temperatura debe ser cómoda para un largo remojo si el objetivo es un ser vivo.
  • Abre y sostén el recipiente de sal marina.
  • Despeja tu mente y di las siguientes palabras mientras te concentras en lo que significan para ti. Dilas lentamente, con confianza y meditativamente: «En nombre de mis antepasados, mis dioses y yo mismo, te invoco, oh criatura de la Tierra y el Agua. Sal, limpia [nombre del objetivo] de todas las magias malignas y extrañas , y restaura a [ellos, yo, eso] el equilibrio y la salud. Por nuestras voluntades combinadas, así sea «.
  • Vierte la sal en el agua.
  • Manteniendo tu mente en ese estado tranquilo y meditativo, sumerge o lava el objetivo lentamente. Si eres el objetivo, métete en la bañera y simplemente recuéstate y sumérgete. Relájate. Deja que todo se escape. Si estás limpiando un objeto o una ubicación, deberás asegurarte de que el agua toque cada centímetro de su superficie.
  • Haz esto por al menos diez minutos
  • Cuando hayas terminado, drena el agua y enjuágala del objetivo. ¡Es absolutamente necesario que todo el agua salada se elimine del objetivo! Cuando termines, di lo siguiente de la misma manera que lo hiciste en el paso anterior: «Te agradezco, oh criatura de la Tierra y el Agua, en mi nombre, mis dioses y mis antepasados. Sé liberado en tus hogar, sin hacer nada de daño en tu camino, y vuelve a mí con corazón alegre la próxima vez que te convoquen. Por nuestras voluntades combinadas, así será. «

La desventaja de esto es la certeza de que tiene un alcance y un poder limitados y que es posible que no puedas vencer un mal de ojo más poderosa. Si esto es cierto, busca un profesional que te ayude, porque no podrás luchar con eso sin una capacitación real.

Otros rituales que rompen males de ojo

Si lo prefieres, puedes realizar otro ritual en lugar del previo o llevar a cabo varios. Prueba cualquiera de estos:

  • Al amanecer y al atardecer, quema salvia u hoja de laurel como una purificación
  • Sumérgete en una fuente natural de agua (un arroyo, río u océano, por ejemplo) y deja que el agua se lleve la maldición
  • Usa selenita para limpiar y romper la maldición
  • Crea un té de hierbas para romper maleficios, limpiando con él tu hogar y tu cuerpo. Cuando termines, tira el agua restante.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*